El proceso creativo puede aplicarse
a cualquier tipo de proyecto
aportando nuevos puntos de vista, soluciones inesperadas e innovación